Telegram superó los 500 millones de usuarios activos

Telegram superó los 500 millones de usuarios activos

Tras las repercusiones que se generaron en torno a la actualización de la política de privacidad de WhatsApp, muchos usuarios decidieron migrar a otras aplicaciones como Telegram que viene experimentando un meteórico ascenso.

En la primera semana de enero, este servicio de mensajería superó los 500 millones de usuarios activos mensuales. Y sigue creciendo: tan sólo en las últimas 72 horas, unos 25 millones de personas se unieron a Telegram. Estos nuevos usuarios vienen de diferentes partes del mundo: el 38% de Asia, el 27% de Europa, el 21% de América Latina y el 8% del norte de África y Medio Oriente, tal como informó su creador, Pável Dúrov, en su canal de Telegram.

Se trata de un aumento muy significativo si se lo compara con las cifras del año pasado, cuando a diario se registraban 1,5 millones de usuarios nuevos.

“La gente ya no quiere cambiar su privacidad por servicios gratuitos. Ya no quieren ser rehenes de los monopolios tecnológicos que parecen pensar que pueden salirse con la suya siempre que sus aplicaciones tengan una masa crítica de usuarios”, destacó Dúrov en su comunicado.

Y añadió: “Aquellos de ustedes que han usado Telegram durante los últimos años saben que hemos sido consistentes tanto cuando se trata de defender datos privados como de mejorar nuestras aplicaciones”.

La historia de Pável Dúrov, cocreador de Telegram

Pável Dúrov nació en 1984 en San Petersburgo, Rusia. Junto con su hermano Nikolái desarrolló Telegram pero antes de eso se hizo conocido por fundar la red social VK en 2006 que hacia finales de 2007 ya tenía 3 millones de usuarios. Esto lo hizo conocido como “el Zuckerberg ruso”.

El 4 de diciembre de 2012 se celebraron elecciones en la Cámara Baja y ganó el partido oficialista. Muchos usuarios de VK compartieron en esa red social acusaciones sobre supuestas anomalías en el proceso de votación. A raíz de esto, el Servicio de Seguridad Federal (FSB) se dirigió a Pável Dúrov para pedirle que bloqueara a algunos de esos grupos que estaban difundiendo esa información en la red. Dúrov se negó a hacerlo. Tiempo después fue citado a testificar pero no quedó imputado.

Dos años después de ese incidente, Dúrov se negó a entregar datos de los manifestantes ucranianos a las agencias de seguridad rusas y a bloquear algunas páginas de estos grupos. Después de estos incidentes Dúrov abandonó VK a la cual acusó de haber sido tomada por los aliados del gobierno. En 2014 terminó abandonando Rusia y continuó trabajando para Telegram que había sido fundada un 2013. Desde sus inicios siempre defendió el compromiso de la plataforma con la privacidad y seguridad de los usuarios. Y así lo recordó en el comunicado difundido hoy en su canal cuando dijo:

“Con 500 millones de usuarios activos y un crecimiento acelerado, Telegram se ha convertido en el refugio más grande para quienes buscan una plataforma de comunicación comprometida con la privacidad y la seguridad. Nos tomamos esta responsabilidad muy en serio. No te defraudaremos”.