Casi 1.800 muertos por el terremoto de magnitud 7,7 que ha sacudido Turquía y Siria

0
153
Agencia EFE

Ankara/Beirut (EFE).- El fuerte terremoto de magnitud 7,7 que sacudió esta madrugada Turquía y Siria ha dejado de momento 1.799 muertos, al menos un millar sólo en ese país, a los que se suman otras 785 víctimas mortales en territorio sirio.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha asegurado que unos 45 países han ofrecido ayuda después del devastador terremoto y las fuertes réplicas que aún continúan.

Este sísmo, según Erdogan, es el segundo más fuerte que ha sacudido el país en el último siglo, y debido a que los trabajos de rescate están en marcha no quiso dar una cifra total de posibles víctimas.

«Es el segundo más fuerte desde el terremoto de Erzincan de 1939. Según las últimas evaluaciones es de 7,7. Hay graves daños también en las zonas vecinas de Siria», ha dicho el presidente turco.

Las bajas temperaturas y la nieve en la zona, donde también hay territorios montañosos de difícil acceso, complican las tareas de rescate en las más de 2.800 viviendas que en las que se han registrado derrumbes o daños graves. No obstante, según Erdogan, se ha conseguido rescatar con vida a 2.470 personas entre los escombros.

El sobresalto sacó de la cama a las 1.17 GMT a miles de personas a ambos lados de la frontera, con el sismo derribando edificios en un área amplísima de cientos de kilómetros, desde el sureste de Turquía hasta el norte de Siria.

Los fuertes temblores se sintieron también en el Líbano, incluida Beirut.

El epicentro del seísmo se ha registrado en Pazarcik en la provincia de Kahramanmaras, según el servicio de emergencias turco Afad, aunque el observatorio sísmico de Kandilli lo ubica en Sofalici, en la provincia vecina de Gaziantep, unos 40 kilómetros más al sur.

EFE