A machetazos, un hombre intentó robar a una mujer en Ibagué

A machetazos, un hombre intentó robar a una mujer en Ibagué

Los habitantes del barrio San Pablo, sector de El Salado, en la capital del departamento del Tolima, están asombrados ante un hecho de inseguridad que sucedió recientemente a plena luz del día y en una calle concurrida de la zona. Afortunadamente, nadie resultó herido en el hecho, pero los momentos de pánico alertaron a toda la comunidad, después de que un hombre intentara robar a una mujer amenazándola con un machete.

Según han reportado medios locales, la agresión ocurrió el sábado 13 de febrero en horas de la mañana, pero el video de las cámaras de seguridad se subió a redes sociales en las últimas horas para alertar a la comunidad.  Una mujer identificada como una trabajadora de la salud se encontraba a las afueras de lo que sería una panadería, mientras esperaba una buseta que pasa por esa calle.

Mientras la mujer esperaba, un hombre se le acercó y le agarró el bolso con la intención de robárselo; sin embargo, la enfermera se aferró fuerte a su cartera y se resistió a dejar que el delincuente la hurtara. Con lo que no contaba la enfermera que arriesgadamente se defendía era con que el sujeto llevaba un machete en la otra mano, con el cual intentó asestarle varios golpes para herirla.

«Habían otras mujeres en la panadería y ellas vieron que el tipo venía caminando por la Avenida Ambalá con el machete y se entraron. La muchacha tal vez no se percató y se quedó ahí», relató a El Olfato, Lorena Ospina, una mujer que vio lo ocurrido desde un vehículo.

Impresionantemente, a pesar de las claras intenciones del ladrón de agredir a su víctima, ella siguió resistiéndose al robo y evitaba cada intento del hombre por herirla con el arma blanca, la trabajadora de la salud incluso cayó en el piso, pero se mantuvo aferrada a su bolso mientras el agresor continuaba lanzando el machete en su contra.

Ante la situación, el panadero salió de su local con la intención de ayudar a la mujer; sin embargo, este lograba abrazar a la mujer para que no fuera arrastrada por el ladrón, pero tenía que soltarla y alejarse porque ahora los ataques del machete iban dirigidos hacia él, así sucedió en varios intentos hasta que apareció una buseta en el lugar.

“El ladrón se lanzó contra la mujer para despojarla del bolso y ella no se dejó, el sujeto continuaba intimidándola con el machete para que ella lo soltara y continuaba resistiéndose, no lo soltó, por el contrario, se aferreba más a sus pertenencias. Dos trabajadores de la panadería salieron para auxiliarla, uno de ellos quiso agredirlo con el gel antibacterial, mientras que el ‘caco’ continuaba dándole ‘planazos’; menos mal no la cogió con el filo o sino la historia hubiera sido otra”,así relató la situación Juan José, un vecino consultado por la emisora La Cariñosa.

La llegada del vehículo de transporte público fue un alivio para la enfermera tanto como para los hombres de la panadería que se enfrentaban contra el delincuente que estaba decidido a robar el bolso de la mujer, a pesar de la resistencia y valentía de esta. El conductor de la buseta se bajó de esta para auxiliar a la mujer con su propios machete, decidido a enfrentarse con el ladrón.

Un conductor de buseta se bajó con otro machete para auxiliar a la señora, quedaron en la mitad de la vía, pero al fin no se enfrentaron, después de unos minutos el sujeto huyó para los lados del cementerio y no lo capturaron”, explicó Camilo, otro testigo que habló con la emisora. Este testimonio coincide con el que Lorena Ospina dio al medio regional, pues ella detalló que el ladrón y el busetero quedaron en medio de la calle, cada uno con su machete empuñado.

La mujer dijo que el ladrón salió corriendo e ingreso al cementerio La Milagrosa, de donde salió minutos después vestido, pues en el video se ve sin camiseta, y sin el arma en su mano. “En ese momento pasó una patrulla de la Policía, pero por más que la llamamos no nos prestó atención”, comentó a El Olfato, razón por la que el delincuente quedó en libertad.

Sobre la enfermera, todos explicaron que se fue llorando hasta su casa, afortunadamente, sin ninguna herida causada por el filo del machete. Mientras que los ciudadanos decidieron compartir el video en redes para alertar a los demás sobre la inseguridad en la zona.